El Sello de Calidad Certificada Tierra del Fuego – Fin del Mundo es la primera distinción provincial para aquellas PyMEs que garanticen la calidad de sus productos y servicios y ofrezcan un valor agregado a través de la identidad de territorio. El objetivo es que las empresas certificadas incrementen su competitividad, asegurando la calidad de sus procesos productivos, la satisfacción del cliente, la capacitación de sus operarios, la preservación del medio ambiente, la responsabilidad social y el tratamiento de los residuos generados por la actividad productiva.